Consejos para Crear un Podcast para Iglesias

Davida Rochman | 22/07/2015 Consejos para Crear un Podcast para Iglesias

Uno de los primeros en adoptar el podcasting para iglesias fue David Hopkins, quien dirigió el equipo de audio de voluntarios en la Iglesia de la Asamblea de Dios de Marlton, cerca de la Universidad de Princeton en los Estados Unidos. ¿Qué lo convirtió en un experto? Ya estaba creando podcasts de conferencias para Princeton y convirtiendo miles de archivos de Real Network y Windows Media de la universidad en podcasts. Con esa experiencia, decidió comenzar a publicar en podcast los sermones semanales de la iglesia. Hoy, es el director del centro de transmisión de última tecnología de la universidad. Todavía brinda su apoyo con el audio en la Sovereign Grace Church de Marlton. Le pedimos algunos consejos sobre el podcasting de sermones, y esto es lo que aprendimos.

 

Motivación Para Empezar

Hoy por hoy, explica David, existen herramientas que hacen que la creación de podcasts sea extremadamente fácil, por lo que nunca ha habido un mejor momento para comenzar. Considera estas ventajas:

Ya posees la mayor parte de los equipos.

Si cuentas con una computadora, una conexión de banda ancha y un micrófono, entonces ya tienes el hardware básico y podrás llegar a una mayor audiencia.

Lo que importa es el mensaje, ¿No es cierto? No solo puedes llegar a los fieles de tu congregación que se perdieron un servicio, sino que también tienes el potencial de llegar a una audiencia más allá de los límites geográficos de tu iglesia. Si tu iglesia está interesada en plantar nuevas congregaciones, ésta es una excelente forma de hacer una prueba.

Tú tienes el control.

Una de las grandes ventajas del podcasting es su inherente flexibilidad. Puedes publicar tu podcast con la frecuencia que quieras (en forma diaria,semanal, mensual) y puede ser tan largo como sea necesario. No estás limitado a un formato.

Es automático.

Una vez que has desarrollado tu contenido y los oyentes sepan dónde encontrarlo, la base ya está construida. Si los oyentes se suscriben a tu podcast o lo encuentran en la página de inicio de tu sitio web, ya están listos para recibir tu mensaje. Los podcasts se caracterizan por ser "pegajosos". En otras palabras, tus oyentes continuarán regresando. Si eres como la mayoría de las congregaciones, entonces seguramente ya estás cargando sermones en tu sitio web. Ese es un buen comienzo, ya que es una excelente forma de ofrecer a los que acceden por primera vez, una vista previa de tu iglesia. La ventaja de dar el paso adicional al podcast es que los sermones (y cualquier otra programación digital que puedas desarrollar con el tiempo) se entregan en forma automática a los suscriptores y están disponibles para inspirarlos en cualquier momento y lugar. Las descargas son automáticas. Tus puertas están siempre abiertas para recibir nuevos fieles.

La inversión inicial es tiempo, no dinero.

El costo de un podcast para la mayoría de las congregaciones pequeñas y medianas es el tiempo dedicado a aprender a usar las herramientas disponibles (en su mayoría) gratuitas. Tu iglesia ya tiene el talento. WordPress, por citar una, tiene una gran variedad de plug-ins de podcast gratuitos y fáciles de utilizar. La mayoría de los directorios (iTunes sigue siendo el más grande) también son gratuitos.

 

Podcasting en Tres Pasos

Existen tres fases en la creación y publicación del podcast de tu iglesia, como comenta David:

1. Grabación

Lo más probable es que ya estés grabando tu sermón en una computadora, CD o dispositivo de grabación.

Consejo: Utiliza equipos de buena calidad. Las grabaciones deben quedar lo mejor posible. Según David, la grabación digital ha obligado a las iglesias a dar un paso al frente. "Los buenos micrófonos, como los que fabrica Shure, pueden marcar toda la diferencia en la calidad de la entrega de un sermón. Ciertos estudios han demostrado que la gente ve un video mal producido, siempre y cuando el audio suene bien. Pero esto nunca funciona a la inversa". Consejo: Graba una introducción y un cierre profesionales. Utiliza un locutor que le dé la bienvenida al oyente y brinde un contexto para el sermón. Promociona tu iglesia al final y amplía la participación de tu audiencia invitándolos a asistir. Siempre debe haber un llamado a la acción.

2. Edición

El siguiente paso es mover tu grabación (es mejor si es un archivo WAV que un MP3 ya comprimido) a la computadora en la que harás el resto del trabajo. Existen decenas de programas diseñados para editar audio. Audacity, de código abierto y multiplataforma, es uno de los más comunes y, como muchos otros ingredientes esenciales de podcast, es gratuito. Además de obtener la mejor grabación posible en el primer paso, la edición es donde ocurre la magia. Esto requiere práctica. Es posible que desees agregar algo de música o una introducción, o eliminar el llanto de un bebé, el chillido del feedback o una pausa demasiado larga. La iglesia de David se toma dos días para este paso. Si tu archivo de audio editado está en formato WAV, deberás codificarlo como MP3. Puedes hacerlo en el software de creación de audio que estás utilizando o importarlo a iTunes. Consejo: Escucha tus podcasts como lo hace tu audiencia y realiza ajustes. "Antes de agregar micrófonos de superficie para nuestros podcasts de sermones obteníamos un sonido hueco que no escuchábamos en vivo. Ahora, estamos captando el sonido ambiental de la sala. Tiene una captación en estéreo tan potente que cuando estaba escuchando el podcast en mi automóvil un par de días después, podía oír a dos personas tosiendo en distintas partes de la sala".

3. Publicación

RSS son las siglas de Really Simple Syndication (Sindicación Realmente Simple). Un archivo de texto en formato RSS incluye información sobre tu podcast para que los directorios (como iTunes) los puedan encontrar y descargar para los suscriptores. Básicamente es un navegador web para contenido RSS. Crea una carátula para tu podcast y su título/categoría. Asegúrate de incluir el nombre del orador y el título del sermón semanal ("Cena con Jesús" y "La vida es más que cosas" son dos ejemplos recientes de "Sovereign Grace Church") en la descripción de tu podcast. Contrata un hosting para tus archivos de podcast. Una solución popular que utiliza la mayoría de los podcasters es www.libsyn.com. SoundCloud también ofrece la posibilidad de hosting de podcasts. Ahora estás listo para enviar tu podcast a iTunes y a otros directorios. Una vez aprobado, los suscriptores recibirán automáticamente tus podcasts semanales. Para construir una base de suscriptores, asegúrate de correr la voz, comenzando por tus feligreses. Hazles saber que tus podcasts están listos para inspirar en el automóvil, en el gimnasio o en la calle, y que están tan cerca como su dispositivo móvil puede estar.

Más Consejos

Le pedimos a David otras sugerencias, en base a sus más de 10 años de experiencia en podcasts de iglesia.

Seguimiento de la audiencia.

"Lo más importante es el interés", comenta David. "Por eso es importante medir la audiencia, las descargas y las suscripciones". Esas mediciones por lo general están integradas en el plug-in que se utiliza, ya sea en WordPress o en otra plataforma.

Controla el tema de las licencias musicales.

La mayoría de las iglesias entienden que CCLI (Christian Copyright Licensing International) tiene reglas que se aplican no solo a la interpretación de canciones de culto autorizadas, sino también a proyectar letras en una pantalla y transmitirlas. Esto es un tema a considerar en la transmisión de video en vivo de sermones y servicios y también se debe tener en cuenta en podcasts o videocasts que incluyen música con licencias. 

Las iglesias deben respetar las leyes de derechos de autor a fin de que los editores y compositores reciban una compensación justa.  

Diseñando un Sistema de Sonido Portátil para Iglesias

Esta es una iglesia que entiende el concepto de comunidad. La Austin Stone Community Church fue creada hace solo 12 años por Chris Tomlin y Matt Carter en la sala de estar de la casa del bajista de Tomlin. Actualmente, cuenta con cuatro campus en el área metropolitana de Austin y más de 7,000 fieles semanales, con un quinto campus programado para abrir el próximo año.Con la excepción de una instalación permanente, todos los campus de The Austin Stone son "portátiles", lo que significa que están ubicados dentro de las implacables paredes de concreto de los gimnasios escolares.

Lo que hace Todd Hartmann, quién coordina el audio para un total de nueve servicios dominicales en las cuatro salas, es casi un milagro. Pero unas semanas atrás, nos contó qué es lo que se necesita para cumplir con los estándares de una ciudad que conoce la buena música y el buen sonido.

Aaron Ivey Band en el evento del Primer Martes del Lanzamiento del CD 'Austin Stone Live'  Después de todo, esta es una ciudad que se autodenomina la "Capital Mundial de la Música en Vivo", por lo que casi al comienzo, The Austin Stone contrató a una compañía de producción en Dallas para que provea el audio, la iluminación y los ingenieros cuando se mudaron a su campus principal de Austin High. Para 2010, la iglesia ya se había extendido a múltiples ubicaciones en todo Austin. Fue entonces, cuando entró en escena Todd Hartmann, quién había ganado su fama como ingeniero de sonido en vivo en el mundo secular. "Alquilábamos la producción completa todas las semanas y, a decir verdad, cada semana era una prueba.¿Con qué combinación de altavoces, subwoofers, amplificadores y procesadores nos íbamos a encontrar? De inmediato me di cuenta de que estábamos gastando demasiado dinero en alquiler. Hacíamos cuatro servicios para unas cinco mil personas todos los domingos. Sabía que podíamos conseguir todo un equipo de gira móvil de categoría A por lo que pagábamos cada año en alquiler". Para muchos técnicos de audio que trabajan en iglesias sólidas, la idea de configurar un sistema completo y desarmarlo unas horas después puede parecer bastante abrumador.Pero para alguien como Todd, "fue una transición natural porque ya estaba acostumbrado a hacer los mismo en los recitales". Todo funcionaba de la misma forma". "Encabecé el proyecto y convencí a los líderes de que lo correcto era comprar los equipos. Esto, por supuesto, requirió una gran inversión de capital. Ya había diseñado el sistema, así que una vez que todos estuvieron a bordo, solo fue cuestión de juntar todas las piezas". Aunque Todd estaba acostumbrado a los rigores del mundo de los conciertos, había diferencias críticas al momento armar un sistema portátil. "En primer lugar, no es un sistema instalado. Los racks debían estar ubicados a una distancia razonable del escenario y todo tenía que estar montado en rack. Incluso las conexiones entrelazadas entre los racks tenían que ser de múltiples clavijas, de conexión rápida... todo... para ahorrarnos tiempo". 

Cuando no hay asistentes de escenario en el local, a esto hay que agregarle el tema del transporte. "Cuando diseñas los cases, tienes que tener en cuenta el tamaño de la caja del camión. Todo tiene que encajar perfectamente, ya que probablemente viajará en un camión con una caja de 24′ todas las semanas".Hay que tener en cuenta incluso el peso. "¿Cuántas personas se necesitarán para quitar la tapa de algo? No siempre sobra la ayuda voluntaria para la parte de audio, por lo que debemos diseñar equipos que solo necesiten dos personas para configurarlos. Con nuestro nuevo sistema, lo hemos reducido a aproximadamente una hora y media para armarlo y una hora para desarmarlo". "Aunque la mayoría de nuestros servicios se llevan a cabo en gimnasios, crean la sensación de estar en un local de música en vivo. Nuestros fieles sienten cada golpe del bombo o del timbal. No podemos utilizar un sistema típico de nivel de iglesia y esperar obtener resultados de calidad de concierto.Si no lo especificara para un show pago, tampoco lo especificaría aquí". El Pastor Aaron Ivey y la banda en el campus principal. Si bien cada equipo varía un poco de un campus a otro, queríamos saber cómo está formado el sistema básico. "Uno de nuestros campus cuenta con un sistema Meyer M'elodie instalado previamente y los otros son d&b audiotechnik.Nuestro objetivo es lograr el mismo nivel de calidad (d&b) en el futuro. Nos quedamos con un formato de matriz lineal medio compacto con un complemento adecuado de subwoofers que nos brinda un sólido margen de 110 db en el asiento más alejado del local.No lo forzamos hasta el punto en el que el rango bajo y medio llegue a su punto de ruptura, pero sabemos que podrá lograr el SPL. En promedio, nuestros servicios están a aproximadamente 98 decibeles: lo mismo que experimentarías en las conferencias de Passion o Hillsong. Queremos que la experiencia de culto envuelva al devoto y cree un ambiente sin distracciones donde a nadie le importe si están cantando desafinado". And here's what Todd says you'll find in a typical mic locker: (1) Shure Beta 91 (1) Shure Beta 52 (6) Shure SM57 (6) Shure Beta 58 (5) Shure SM81 or KSM137 (2) Shure KSM32 (3) Heil PR31 (1) Heil PR30 (1) Palmer PDI-9 (6) Countryman Type 85 Active DI Esperábamos que los problemas de frecuencia fueran un desafío teniendo en cuenta la gran cantidad de sitios de música en vivo en Austin.Y a pesar de que The Austin Stone utiliza ocho canales de auriculares in-ear inalámbricos y dos canales inalámbricos de transmisores de cuerpo para los pastores, los otros campus del vecindario no crean demasiadas interferencias. "No hay mucho tráfico inalámbrico en esos rangos en particular. Todos nuestros aparatos están en la banda (470 - 530) G1. Las escuelas donde estamos ubicados se encuentran en áreas residenciales, por lo que son muy pocas las veces en las que nos encontramos con algo y tenemos que volver a escanear. Pero cuando vamos a los lugares de recitales en la ciudad, tenemos que volver a escanear todo. Utilizamos un Wireless Workbench y vemos cómo está el tráfico en ese lugar, pero por lo general, cuando estamos en uno de nuestros campus, las frecuencias se mantienen limpias". No olvidemos la acústica. Según Todd, "casi todos son ambientes acústicamente hostiles. Imagínate un gimnasio de bloques de cemento de 150 por 100 pies". Dado que The Austin Stone no utiliza tratamientos acústicos permanentes ni portátiles, queríamos saber cómo hacen para lograr ese gran sonido de concierto en vivo. "El primer paso es conseguir altavoces que se puedan direccionar y que tengan la capacidad de asegurarse de que el patrón caiga donde los fabricantes dicen que lo hará. Entonces, si se trata de una caja horizontal de 75 grados, la mayoría solo se aplican al rango alto. En los rangos medios, todavía arrojan 180 grados por todas las paredes. Por eso es que necesitas poder ajustar el sistema. Las cajas de d&b se mantienen en una dirección constante hasta unos 400 Hz. Se esparce mucha menos energía en las paredes, lo que hace que la sala suene mucho más limpia". He aquí una sorpresa. A excepción de los voluntarios que cargan y descargan las plataformas portátiles, The Austin Stone contrata ingenieros vocacionales. "Tengo voluntarios que me ayudan con la parte de carga y armado, pero no con el manejo del sistema. La ingeniería de sonido es un oficio profesional. Si puedes desempeñarte a ese nivel, debes recibir una compensación por ello. 

Esa ha sido nuestra postura desde los días de Chris Tomlin". Con la larga trayectoria de Todd en ingeniería de sonido y casi cuatro años diseñando y manejando sistemas de sonido para los campus en expansión de Austin Stone, nos preguntamos qué consejos podría ofrecer a las congregaciones que desean lograr el mismo tipo de estándar de audio "demoledor". De hecho, encuentra la persona correcta, e incluso debes considerar la posibilidad de contratarla como freelancer. [caption id = "attach_16133" align = "alignnone" width = "675"] Todd (tercero desde la izquierda) y el equipo del Frank Erwin Center de Austin para el servicio del Domingo de Pascua de 2012. [/título] TODD HARTMANN, Coordinador de Ingeniería de Audio en The Austin Stone e ingeniero de sistemas A1 para Big House Sound en Austin, también colabora en ProSoundWeb y es uno de los oradores en SXSW.

Consejos de Todd Hartmann en The Austin Stone

Evolución

Diseñando un Sistema

Equipo Básico

Cuestiones de Frecuencia

Desafíos Acústicos

Contratación de Profesionales

Consejos para los Técnicos de la Iglesias

1. ¿Cuál es tu cultura de adoración?¿Necesitas algo que sea realmente una gran sensación de rock'n'roll? Si no, lo puedes lograr con mucho menos.

2. ¿Qué necesita la sala?Siempre aconsejo que busquen altavoces que se puedan mover y que apunten las cajas a las personas y no a las paredes. Si eso

requiere elevarlos, colocar tubos y una cortina para bloquear una pared trasera, todo eso afectará enormemente el resultado final y cómo suena la sala.

3. Si en tu ciudad hay alguna compañía de sonido profesional que realiza giras de conciertos, habla con ellos. Obtendrás una opinión imparcial de alguien que trabaja en la industria de la música en vivo y se ocupa de dispositivos móviles.También podrán informarte en forma concreta sobre lo que tu sala realmente necesita y cómo construir una plataforma que tenga sentido para que los voluntarios la puedan armar y desarmar todas las semanas.

Davida Rochman, trabaja en Shure desde 1979, es graduada en Comunicación, y nunca imaginó que su primer empleo luego de graduarse de la universidad se convertiría en la carrera de toda su vida que la ha llevado a comercializar micrófonos en lugar de utilizarlos. Hoy en día, Davida es Gerente de Relaciones Públicas Corporativas, responsable de las actividades de relaciones públicas, patrocinios y programas de donación que realiza Shure a nivel corporativo e industrial.

Davida Rochman

Davida Rochman

A Shure associate since 1979, Davida Rochman graduated with a degree in Speech Communications and never imagined that her first post-college job would result in a lifelong career that had her marketing microphones rather than speaking into them. Today, Davida is a Corporate Public Relations Manager, responsible for public relations activities, sponsorships, and donation programs that intersect with Shure at the corporate and industry level.